LPI (Ley de Propiedad Intelectual)

¿Para qué sirve?

La LPI protege las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas en cualquier medio, tales como libros, escritos, composiciones musicales, obras dramáticas, coreográficas, obras audiovisuales, esculturales, obras pictóricas, maquetas, mapas, fotografías, programas de ordenador y bases de datos. También va a proteger las interpretaciones artísticas, los fonogramas, las grabaciones audiovisuales y las emisiones de radiofusión.

Ley de Propiedad IntelectualSin embargo, según el artículo 13 LPI,  se van a excluir las ideas, procedimientos, métodos de operaciones y conceptos matemáticos aunque no la explotación de los mismos. Así tampoco se incluyen las disposiciones legales o reglamentarias, las resoluciones de órganos judiciales y los actos de organismos públicos.

¿Qué tipos de derechos se recogen en la LPI?

Derechos morales: reconocidos para los autores y para los artistas intérpretes o ejecutantes. Estos derechos son irrenunciables e inalienables, acompañan al autor o al artista intérprete o ejecutante durante toda su vida y a sus herederos o causahabientes al fallecimiento de aquellos. Entre ellos destaca el derecho al reconocimiento de la condición de autor de la obra o del reconocimiento del nombre del artista sobre sus interpretaciones o ejecuciones, y el de exigir el respeto a la integridad de la obra o actuación y la no alteración de las mismas.

Derechos patrimoniales. Hay dos tipos:

  • Derechos relacionados con la explotación de la obra o prestación protegida. Dentro de éstos destacamos: los derechos exclusivos (permiten a su titular autorizar o prohibir los actos de explotación de su obra o prestación protegida por el usuario, y a exigir de este una retribución a cambio de la autorización que le conceda) y los derechos de remuneración (no facultan a su titular a autorizar o prohibir los actos de explotación de su obra o prestación protegida por el usuario, aunque si obligan a este al pago de una cantidad dineraria por los actos de explotación que realice, cantidad esta que es determinada, bien por la ley o en su defecto por las tarifas generales de las entidades de gestión).
  • Derechos compensatorios, como el derecho por copia privada que compensa los derechos de propiedad intelectual dejados de percibir por razón de las reproducciones de las obras o prestaciones protegidas para uso exclusivamente privado del copista.

¿Qués actuaciones no requerirán autorización de autor?

  • Las reproducciones provisionales y copias privadas.
  • Citas e ilustraciones para la enseñanza.
  • Trabajos sobre temas de actualidad
  • Utilización de obras con ocasión de informaciones de actualidad de las situadas en vías públicas.
  • Actos oficiales y ceremonias religiosas.
  • Parodias de obras divulgadas.

¿Cuando una obra pasa a ser parte del dominio público?

Los derechos de explotación tienen una vigencia durante toda la vida del autor y duración 70 años desde su muerte, periodo en que los disfruta quien los estuviera ostentando en ese momento o sus herederos, tras este plazo pasarán a formar parte de dominio público.

Acciones judiciales para las restitución de la propiedad intelectual (art. 139 LPI y siguientes)

Los titulares de los derechos de explotación de una obra podrán solicitar judicialmente el dese de la actividad ilícita que esté vulnerando tales derechos. Así mismo se va a dar una indemnización por daños y prejuicios al titular del derecho infringido que comprenderá no solo el valor de la pérdida sufrida sino también la ganancia que se ha dejado de tener a causa de la violación del derecho. Así mismo podrá incluir los gastos de investigación en los que se hayan incurrido para tener pruebas razonables de la comisión de la infracción objeto de procesamiento judicial.

También se pueden solicitar medidas cautelares para mitigar de manera urgente un impacto sobre los derechos que se están vulnerando.

 

Para más información le recomendamos que se descargue la Ley de Propiedad Intelectual al completo