¿Hay alguna restricción a la hora de inscribir una marca o nombre comercial?

¿Me puedo inventar para mi negocio o empresa el nombre comercial que quiera? ¿puedo distribuir mis productos en el mercado con cualquier signo distintivo o denominación que me haya inventado y registrar la marca? ¿vale todo lo que se me ocurra en este ámbito? Seguro que alguna vez te has planteado alguna de las siguientes preguntas, y como podrás imaginarte la respuesta a todas ellas es “NO”. Hay una serie de limitaciones y prohibiciones, entre las que distinguimos entre relativas y absolutas (recogidas en los artículos 5 y siguientes de la Ley 17/2001).

¿Cual es la principal diferencia entre prohibiciones absolutas y relativas?

Con las prohibiciones absolutas el problema es el signo en sí, ya que este es incapaz de distinguirse de las demás y va a causar confusión entre los distintos usuarios. Realmente lo que se trata de hacer con ella es proteger el interés general. Sin embargo con las prohibiciones relativas el signo si que se puede proteger pero derechos anteriores de terceros hacen que el signo no esté disponible.

Prohibiciones Absolutas (Artículo 5 de la Ley 17/2001)

  • Los signos que no cumplan las condiciones del artículo 4 de esta ley.

  • Los que carezcan de carácter distintivo.

  • Los que se compongan exclusivamente de signos o indicaciones que puedan servir en el comercio para designar la especie, la calidad, la cantidad, el destino, el valor, la procedencia geográfica, la época de obtención del producto o de la prestación del servicio u otras características del producto o del servicio.

  • Los que se compongan exclusivamente de signos o indicaciones que se hayan convertido en habituales para designar los productos o los servicios en el lenguaje común o en las costumbres leales y constantes del comercio.

  • Los constituidos exclusivamente por la forma impuesta por la naturaleza del propio producto o por la forma del producto necesaria para obtener un resultado técnico, o por la forma que da un valor sustancial al producto.

  • Los que sean contrarios a la Ley, al orden público o a las buenas costumbres.

  • Los que puedan inducir al público a error, por ejemplo sobre la naturaleza, la calidad o la procedencia geográfica del producto o servicio.

  • Los que aplicados a identificar vinos o bebidas espirituosas contengan o consistan en indicaciones de procedencia geográfica que identifiquen vinos o bebidas espirituosas que no tengan esa procedencia, incluso cuando se indique el verdadero origen del producto o se utilice la indicación geográfica traducida o acompañada de expresiones tales como «clase», «tipo», «estilo», «imitación» u otras análogas.

  • Los que reproduzcan o imiten el escudo, la bandera, las condecoraciones y otros emblemas de España, sus Comunidades Autónomas, sus municipios, provincias u otras entidades locales, a menos que medie la debida autorización.

  • Los que no hayan sido autorizados por las autoridades competentes y deban ser denegados en virtud del artículo 6 ter del Convenio de París.

  • Los que incluyan insignias, emblemas o escudos distintos de los contemplados en el artículo 6 ter del Convenio de París y que sean de interés público, salvo que su registro sea autorizado por la autoridad competente.

Prohibiciones Relativas (artículo 6 y siguientes de la Ley 17/2001)

  • En todos aquellos preceptos donde pueda haber riesgo de confusión.

  • Marcas y nombres comerciales notorios y renombrados registrados.

Así mismo el artículo 9 de la Ley 17/2001 nos dice que sin autorización previa no podrán registrarse como marcas:

  • El nombre civil o la imagen que identifique a una persona distinta de la que solicitante de la marca.

  • El nombre, apellido, seudónimo o cualquier otro signo que para la generalidad del público identifique a una otra persona distinta del solicitante.

  • Los signos que reproducen, imitan o transforman creaciones protegidas por un derecho de autor o por otro derecho de la propiedad industrial distinto de los contemplados en los artículos 6 y 7.

  • El nombre comercial, denominación o razón social de una persona jurídica que antes de la fecha del presentación o prioridad de la marca solicitada identifique en el tráfico económico a una persona distinta del solicitante, si por se identifica o semejante a estos signos y por se idéntico o similar su ámbito de aplicación, existe un riesgo de confusión en el público.

Por último el artículo 10 de la Ley 17/2001 habla de las marcas de agentes o representantes y señala que a menos que justifique su actuación, el agente o representante de un tercero que sea titular de una marca en otro miembro del Convenio de París o de la Organización Mundial del Comercio no podrá registrar eta marca a su nombre si el consentimiento del titular en cuestión.
Así mismo el titular perjudicado tendrá derecho a oponerse al registro de la marca o a formular la misma las correspondientes acciones de nulidad, reivindicatoria o de cesación, conforme a lo previsto en la ley.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies