Diferencias entre marca, denominación ó razón social y nombre comercial

En primer lugar cabe hacer referencia al concepto de “marca” que se viene a definir como una denominación verbal, distintivo gráfico o combinación de ambos que permite a los empresarios distinguir sus productos o servicios frente a los que los competidores ofrecen en el mercado.

Las marcas influyen en la vida de los consumidores y van a determinar su decisión de compra. Normalmente se suelen asociar a una serie de valores, y a raíz de los mismos una determinada persona adquirirá o rechazará un servicio o producto. Además, ¿sabías que el 80% de la decisión de compra radica en la imagen?

Por otro lado, “la razón social” es un atributo legal que da nombre a una personalidad jurídica como sujeto de relaciones jurídicas y, por tanto, susceptible de derechos y obligaciones.

Por último, “el nombre comercial” es el signo o denominación que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares. Puede coincidir o no con el nombre de una sociedad registrada en el registro mercantil. De hecho, Una misma persona natural o jurídica puede tener diferentes nombres comerciales para identificar actividades empresariales pertenecientes a varios sectores del tráfico económico.

Una vez que ya conocemos los conceptos de la marca, la denominación social y el nombre comercial, vamos a marcar las diferencias para que no haya ninguna duda de cuando estamos utilizando uno u otro término.

Al crear tu empresa, debes registrarla con un nombre concreto. Una vez hecho esto se te asigna un número de identificación fiscal como persona jurídica o empresa. Es algo obligatorio para poder llevar a cabo una actividad comercial. En este caso hablamos de la denominación o razón social.

Es posible que quieras utilizar un nombre distinto para darte a conocer en el mercado, un nombre más atractivo o que resulte más sencillo de memorizar que la razón social: este es el nombre comercial.

Imagina que la razón social de tu empresa es tu nombre y apellidos, pero quieres que tu negocio tenga un nombre que identifique la actividad en la que te vas a desarrollar . Muchas veces, para diferenciar estos conceptos, se utiliza este símil: “la denominación o razón social es nuestro nombre propio, y el nombre comercial, nuestro nombre artístico”.

El nombre comercial puede existir o no, a tu elección, mientras que la razón social es obligatoria. De hecho, para todos los trámites jurídicos, figurará la denominación o razón social.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies